Cómo hacer las mejores croquetas con cachitos de jamón

Las maravillosas croquetas son un rico aperitivo para abrir boca con una bebida antes de comer. Es la solución inteligente y deliciosa para aprovechar los taquitos de jamón de aquellas partes en las que resulta más complicado sacar loncha en el corte tradicional, y del que se puede aprovechar increíblemente siguiendo estos sencillos consejos.

Si bien se trata de unas bolitas tan crujientes como laboriosas, es posible que a partir de hoy te atrevas a elaborarlas en casa con los mejores ingredientes. Es un truco que te proporcionará un suculento plato que puedes tomar en el mismo día, o puedes preparar varios kilos y tenerlas congeladas como un recurso para cocinarlas en cualquier ocasión especial.

1. Preparamos la masa de bechamel:

En un cazo a fuego suave, pondremos un poco de mantequilla y la calentaremos hasta derretirla, añadiremos entonces la harina y lo revolveremos en templado todo rápidamente para que quede una pasta homogénea y sin grumos. Una vez mezclados los ingredientes, volvemos a poner el cazo con fuego lento y añadimos leche templada a la mezcla. Añadimos nuez moscada y nuestros taquitos de jamón muy pequeños para que se distribuya bien su sabor.

Remover a fuego lento hasta que quede una masa consistente de bechamel y ponemos a enfriar envuelta en papel transparente o similar, de esta forma no se creará costra.

2. Damos forma y rebozamos

¡Ojo! Mucha paciencia y mimo con la masa. Darles forma a las croquetas puede resultar complicado. Para facilitar el proceso bien se pueden usar dos cucharillas para darles forma ovalada o usar pinzas heladeras. Nosotros solemos hacerlas como manda la tradición, con la mano, pero si que es recomendable el uso de guantes, que además de una mayor higiene te proporcionarán una sensación más ágil en las manos.

Una vez tengamos la forma, seguidamente pasaremos a rebozarlas. Para ello, debemos tener listos tres platos: un plato llano con harina, uno hondo con los huevos batido y un tercero con pan rallado.

3. ¡A freír!

Cuando tengamos nuestras bolitas listas y rebozadas en pan, prepararemos en un cazo u hoya aceite y lo pondremos a calentar. Cuando esté bien caliente, antes de que comience a salir humo, freiremos las croquetas rápidamente y cuidando que no pierdan su forma. Las retiramos del fuego y retiramos el aceite antes de servir.

Lista de ingredientes básicos:

  • Jamón a cachitos: Prepararemos taquitos o pequeños dedos de Jamón Curado, Serrano o Ibérico.
  • Huevos de gallina criadas en suelo: nos darán un estupendo rebozado que quedará crujiente.
  • Harina de trigo.
  • Pan rallado: puedes utilizar el que más te guste.
  • Bechamel: la haremos con un litro de leche para 80 gr de harina y 100 gr de mantequilla.
  • Nuez moscada: pondremos una pizquita en la bechamel para aportar sabor y aroma especiado.

¿Lo tienes todo? ¡Qué aproveche!

Leer más: cómo hacer unas buenas migas con tropezón

Un estudio redescubre los beneficios del jamón serrano para la la tensión

pan-tomate-jamon-iberico-Jamon-serrano-don-bernardino

La investigación en proceso está encontrando beneficios en los péptidos sobre la presión arterial que resultan paradójicos e innovadores en la comunidad científica.

Vale, bien, pero ¿qué son los péptidos?

Los péptidos (del griego πεπτός, peptós, digerido) son un tipo de moléculas formadas por la unión de varios aminoácidos mediante enlaces peptídicos. Durante el proceso de desecación del jamón, las enzimas con capacidad proteolítica rompen las proteínas, obteniéndose péptidos (unión de dos aminoácidos, dipeptidos, o tres, tripeptidos) y aminoácidos libres.

peptidos-jamon
Oligopéptido (tetrapéptido)

Estos fragmentos suelen originarse a partir de una proteína, una cadena de aminoácidos mucho mayor, a través de una reacción bioquímica en la que se produce la fragmentación o hidrólisis de la proteína en fragmentos más pequeños (péptidos) mediante la acción de una enzima. Además de sus beneficios nutricionales, pueden aportar otras actividades biológicas favorables para nuestra salud, como la antioxidante. En el caso del jamón, esta proteólisis se produce de forma natural durante el proceso de curación.

A pesar de lo que tradicionalmente estaba generalmente contraindicado hasta ahora en los pacientes hipertensos a causa de su alta concentración en sodio, ahora los estudios previos mostraron que, a pesar de ello, el efecto depresor de los péptidos es superior, resultando incluso beneficioso.

Estos mismos productos pueden ayudar a bajar la tensión arterial y mejorar la disfunción endotelial. La producción de los péptidos estudiados también depende, al parecer, de la concentración de sal que se utilice en su curación. De manera que a una menor concentración de sal, se encuentra una mayor concentración de péptidos en el producto.

Con un grupo de voluntarios sanos, el grupo de investigación de la UCAM utiliza una metodología puntera para monitorizar la presión arterial y evaluar los resultados. Además estudia el comportamiento bioquímico del organismo sometido al consumo de jamón. Este estudio abre una línea de investigación en este campo y puede ayudar a mejorar el control de la hipertensión arterial con medidas cardiosaludables.

El grupo de investigación en Riesgo Cardiovascular de la UCAM, que dirige el Dr. José Abellán, y en el que participan los Profesores María Pilar Zafrilla, Luis Tejada y José María Cayuela entre otros, estudian la influencia que ejercen determinados péptidos sobre la presión arterial, dentro del proyecto europeo BACCHUS, co financiado por la Unión Europea. Los péptidos resultan de la proteólisis que se genera durante el proceso de degradación de las proteínas cuando las carnes sufren el proceso de curación. En carnes curadas, varios estudios experimentales previos desarrollados en animales pequeños demostraron el efecto depresor de estos péptidos sobre la tensión arterial. Ahora, los doctores de la Universidad Católica estudian sus efectos en individuos.

Leer más en la fuente original:   Vicerrectorado de Investigación UCAM: Estudiamos la influencia del consumo de jamón serrano en la presión arterial.

¡Día de lluvia! ¡Día de migas! Como hacer una buenas migas con tropezón

Ahora que han llegado los días nublados, el clima nos ofrece el mejor momento para preparar uno de los platos más típicos y sabrosos de la gastronomía española. Una receta singular que no encuentra similares fuera de España, y que es una fuente muy rica en carbohidratos y proteínas, energía de calidad y un plato de lo más económico. Pero, ¿por qué las comemos los días de lluvia?

Cuentan los mayores, que el inicio de esta tradición encontró su origen en las dificultades para salir “a por pan” los días de grandes tormentas, aprobechando en las cocinas el pan duro de días anteriores para crear un plato genuino con aquellos manjares que se guardaban en la alacena con otros típicos de la huerta murciana. Del mismo modo que con el pan con tomate y jamón, se consiguió dar un uso delicioso a un alimento que al perecer dejaba de serlo ¡Bendita la creatividad!

Otras historias de antaño, también cuentan que las migas eran una forma de celebrar las épocas de lluvias, tan necesarias y demandadas en el sur de España por arrastrar largos periodos de sequía y aridez. Un celebración de la vida para regiones agrícolas y huertanas que eran bien agradecidas.

Este plato es habitual encontrarlo en los buenos bares y restaurantes. tradicionales, especialmente aquellos ubicados en los pueblos o afueras, donde se preparan las Migas de Pan y también las Migas de Harina. Hacerlas es bastante sencillo, pero no obstante existen un trabajo muy minucioso y que requiere de dotes y experiencia culinaria. Por un lado, tenemos los elementos más básicos de uso obligatorio:

  • Pan de calidad de dos días. No se recomienda los tipos baguete.
  • Agua.
  • Sal.
  • Aceite.
  • Ajos tiernos o ajetes.
  • Complementos al gusto: carne, verduras, fruta, sardinas… ¿Chocolate?

Hacemos migas el pan y añadimos agua y removemos bien para que el agua se distribuya por igual. Añadimos la sal y en una sartén bien grande podemos el aceite a calentar con los ajos un pelín machacados para hacer un buen sofrito con ellos. Dejamos freír unos minutos y volcamos las migas en la sartén. Con una rasera gran, moveremos las migas hasta conseguir ese punto dorado que le aportan una textura en boca exquisita. Un momento, ¿Y los demás ingredientes?

Las migas clásicas ofrecen como una compañía perfecta la longaniza, panceta, lonchas de jamón o chorizo, derivados cárnicos que hacen que la mezcla de pan se torne en un plato de lo más completo nutricionalmente, y le dan ese toque de alegría. Por otro lado, tenemos la opción de acompañarlas con tomate, higos, uvas, naranja, ñoras, y todo tipo de productos hortofrutícolas de lo más variopintos que aportan a cada receta el estilo y arte de cada casa ¡Y es que las migas pegan todo! ¿Tu qué les pones? Toma nota y cuéntanos tu receta:

Todo lo que debe saber sobre el jamón ibérico

  • Simplifica en tres las denominaciones de venta: “de bellota”, “de cebo de campo” y “de cebo”. Se elimina “recebo”
  • Clarifica el etiquetado de los productos al establecer la obligatoriedad de indicar el tanto por ciento de raza ibérica para evitar la confusión del consumidor en cuanto a denominaciones

etiqueta-jamón-iberico

  • Reserva para el etiquetado y publicidad de los productos “de bellota” el uso de los nombres, logotipos, imágenes, o menciones relacionados con la bellota o la dehesa
  • Refuerza el control con el precintado inviolable de distinto color para cada denominación de venta de los jamones y paletas en el matadero
  • Regula de forma más exigente los tiempos de curación y los pesos mínimos del producto terminado ibéricos
  • Exige mayor superficie mínima para crianza de los animales en cebaderos y establece la limitación del número máximo de animales criados en la montanera.

Fuentes de interés:

Noticia: Aprobada la norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomos ibéricos. Nota de prensa MAPAMA. 10/01/2014

BOE: Norma de calidad para la carne, el jamón, la paleta y la caña de lomo ibérico (RD 4/2014) 

Ensalada de verduras con jamón serrano

Ensalada-jamon-serrano

¡Un plato lleno de nutrientes y color! Una ensalada no tiene por que ser aburrida. Si eres de los que disfruta reinventando platos de la cocina mediterránea, hoy te compartimos un tipo de ensalada diferente que nos ha sorprendido por su combinación perfecta de sabores.

El plato es ideal para realizar una cena ligera y se adapta perfectamente a dietas de entrenamiento físico por la aportación de proteínas bajas en grasas y escasa aportación de carbohidratos antes de ir a dormir. Cada cual puede combinar sus verduras y frutas favoritas, aquí presentamos nuestros ingredientes:

  • Rúcula
  • Brotes de berros
  • Tomate (Cherry o Kumato)
  • Pimiento rojo
  • Pepino
  • Manzana
  • Acelgas rojas
  • Queso fresco: mozzarella o feta
  • Aceite de oliva
  • Un chorro de limón

 

Como ingrediente novedoso para hacer una ensalada fresca y diferente, te proponemos incluir pimiento rojo o amarillo por su gran sabor y color que aporta al plato, este puede ir cortado a tiras o dados, y la cantidad será 1/3 respecto a la de rúcula o lechuga de ingrediente base. Los carotenos y capsaicina del pimiento y los tomates tomados con regularidad aportan innumerables beneficios para la piel y ayudan a prevenir enfermedades.

Para la presentación del jamón (preferiblemente jamón serrano), cortaremos pequeñas y finas tiras de apenas un par de centímetros de ancho, e intentaremos que queden lo más distribuidas posible en combinación con la manzana o cualquier fruta fresca de temporada, lo que le aporta un genial contraste dulce y salado .

En cuando a la elección de la base de la ensalada, hemos elegido rúcula por su sabor y textura genuina que nos hará escapar de la presentación habitual en una ensalada, no obstante puede ser sustituido por otras variedades mediterráneas que conjugan igualmente, como una iceberg picada o lechuga  romana.

ensalada-jamon-donbernardino

Por último, si eres amante de los frutos secos puedes añadir unas piezas al final, como anacardos, pipas peladas o nueces, que combinarán estupendamente con el queso elegido y un poco de sal u orégano. Un buen sustitutivo del pan o picatostes que también nos dará un aporte enérgico extra si lo necesitamos para continuar el día.

Camarero, ¡Una de huevos rotos con jamón serrano!

¡Lo tiene todo! La clásica sartén de huevos rotos con patatas y jamón es un plato muy rico que se convierte en una solución gastronómica magnífica por su sencillez en la combinación de tres elementos ricos y básicos de nuestra cocina. Toma nota de los ingredientes básicos y sus cantidades:

  • 4 Patatas
  • 4 Huevos
  • 160 gramos de jamón serrano
  • Aceite de oliva suave
  • Sal gorda

Una vez en la mesa los ingredientes básicos, este delicioso plato, requiere seguir tres pautas fundamentales a modo de sota, caballo y rey, que nos harán no fallar en nuestra elaboración.

1- Las patatas

Seleccionamos, pelamos, limpiamos y pelamos unas patatas de buena calidad.  Hay quien prefiere cortarlas en forma alargada, que suele ser muy atractivo para los niños, y hay quien prefiere la forma tradicional en rodajas. Nosotros recomendaremos generalmente esta segunda opción, cortándolas en rodajas de grosor medio que permiten un cocinado óptimo y hará un mejor juego y presentación con la forma del huevo y jamón. Para gustos colores, incluso encontraremos este plato con patatas fritas de bolsa o cocinadas tipo “snack”:

2- El huevo

Una vez cocinadas y retiradas las patatas, pasaremos a cocinar los huevos de tamaño grande de forma individual. Ya que es algo relativamente sencillo, intentaremos lograr un huevo perfecto en cuanto a cocinado, cuidando que el aceite se encuentre aún bien caliente (cuidado con los salpicones), bajándolo inmediatamente y cuidando que la yema no se cuaje totalmente, sino que quede jugosa.

Huevos para sartén jamón serrano
Huevos en su punto de cocinado ideal para conseguir una yema jugosa

3. El jamón

A continuación, retiraremos el aceite de la sartén e incorporaremos las patatas con unas lonchas finitas de jamón serrano de buena calidad por encima, lo que dotará el plato de un toque de sabor potente y sal, prestando importante atención a que no quede demasiado cocinado ya que perdería sus características organolépticas esenciales. Para finalizar, podemos incorporar una pizca de pimienta negra al gusto.

tapa-jamónserrano-donbernardino
Sugerencia de corte y presentación final con ricas lonchas de jamón serrano

¿Fácil no? Ya tenemos lista nuestra comida de hoy, un plato típico español lleno de energía y sabor, una receta buenísima que lo tiene todo: ¡es económico, delicioso y fácil de hacer! 

Adivina y gana ¡Sorteo vuelta al cole!

Si eres fan nuestro, ya sabes que desde hace un tiempo apostamos por una comunicación directa y personal con nuestros clientes, y que a través de Facebook, Google+ Twitter ofrecemos de cuando en cuando información relevante, curiosidades y descuentos exclusivos. Y ahora con motivo de la vuelta al cole, queremos hacer más llevadera la depresión post vacacional a uno de vosotr@s con este sorteo de una cabeza de lomo extra entre los acertantes de la siguiente adivinanza:

Adivina Jamones Don Bernardino www-donbernardino.es
¡Ponte las gafas! Nadie dijo que fuera fácil

Para participar solamente debes seguir tres pasos:

  1. ✅ Ser fan de Jamones Don Bernardino en Facebook
  2. ✅ Comentar la ➡  publicación con tu elección
  3. ✅ Compartir la publicación en tu muro

El afortunado ganador/a será anunciado el próximo 26 de septiembre. *Envío gratuito del premio en España.

Arroz, queso parmesano y jamóncito ¡A disfrutar del risotto!

La auténtica cocina del conocido “Risotto” tiene su origen en la madre Italia, y es un plato insignia de su gastronomía que nos ofrece dentro de su preparación una extraordinaria opción que puede prepararse de múltiples y creativas variedades.  El concepto en si mismo es tan sencillo como delicias, un plato que parte del arroz como elemento protagonista y estrella.

Pero en España sabemos muy bien como trabajar el arroz, y si de algo sabemos mejor aún es como combinar el jamón en nuestros platos: hoy vamos a redescubrir una receta clásica a la que añadiremos sabor español. ¡En efecto! Estamos hablando del risotto de parmesano y jamón serrano, tres sabrosos alimentos que combinan a la perfección. Solamente necesitamos

risotto jamon

1. Comenzaremos por cocer el arroz:  

El secreto del risotto está en la forma de cocer el arroz, ya que una buena cocción determinará el éxito al ser su elemento principal, así como una presentación que requiere de control de tiempos y textura. Para empezar, separaremos partes del cocino del jamón para el arroz. En un cazo de fondo bajo, calentaremos para empezar a fuego medio una cucharada de mantequilla junto con trocitos de tocino blanco ligeramente picados.

Cuando esté caliente, añadimos un poquito de echalote para preparar un sofrito de fondo, y poco después agregamos el arroz cuando comience a ser cocinado y lo mezclaremos con una pala hasta que el arroz se comience a dorar muy ligeramente. Entonces añadiremos vino blanco y pasaremos a fuego bajo para que se consuma lentamente.

Al fondo que queda, le agregamos un cucharón de arroz, mezclamos y dejamos reducir una vez más reducir nuevamente. Repetiremos este proceso cucharón a cucharón hasta que el arroz este suave y cremoso pero al dente. Importante: dejar reducir bien el líquido entre cada adición.

queso parmesano cuña

2. Preparación de los condimentos

Mientras que se cocina lentamente nuestro risotto para conseguir la textura adecuada, dedicaremos unos minutos a rallar queso parmesano, una gran fuente de calcio y sabor potente. El queso parmesano es también un derivado lácteo rico en fósforo y contiene una alta cantidad de vitamina B2, 0,62 mg por cada 100 g, así como de proteínas, ya que hay 35,60 g de proteínas en cada 100 g. de esta variedad.

Por otro lado y con un cuchillo de hoja fina, comenzaremos a cortar en pequeños y finos tacos nuestro jamón serrano, un ingrediente que no cocinaremos para que no aporte salinidad extra al plato, ya que es muy sabroso por si mismo.

risotto jamon

Cuando el arroz esté completamente listo, agregaremos un poquito de mantequilla a la mezcla, y agregaremos el queso parmesano y el jamón picado para servir inmediatamente en tazones calientes, decorando con los trozos de jamón reservados y un par de rebanadas de parmesano.

jamonrisotto

Ajustar orégano y pimienta al gusto. Buon appetito!

5 beneficios del jamón que debes conocer

Bueno, bonito y muy saludable con múltiples beneficios que aporta su gran valor nutricional. Así es el jamón serrano español, la joya de la corona entre los alimentos referentes de nuestra gastronomía y de los productos más consumidos en nuestro país y cada vez más en todo el mundo.

beneficios-jamón-serrano

En sobres, lonchas, tacos y por supuesto en jamón con pata para los consumidores más exigentes. Lo podemos encontramos en cada casa,  y ahora cada vez más consumido también por razones médicas  y nutricionales que lo convierten en un buen aliado para dietas de todo tipo. Conoce aquí las razones por las que deberías darte un placer:

1.  Contiene ácidos grasos principalmente oleicos

El jamón curado contiene en su mayoría ácidos grasos instaurados, principalmente ácidos oléicos (como el aceite de oliva o las nueces). Un tipo de grasa no perjudicial y a la que se le atribuyen numerosos beneficios como la protección del corazón.  La calidad de la misma dependerá de factores como la raza, crianza y proceso de elaboración, entre la que destaca la del cerdo ibérico, y especialmente la del jamón ibérico de bellota por su mayor infiltración y veteado en la carne. Valor diferencia que aporta un sabor jugoso único.

proteina-jamon-serrano-gym

2. Es una gran fuente de proteínas de fácil absorción y minerales como Hierro y Zinc

El jamón serrano gana adeptos entre los deportistas desde que se descubrió su riqueza en proteínas de alta calidad. Entorno a 31 gramos por cada 100 son de proteínas. Unos valores muy elevados que tienen que ser tomados en cuenta especialmente por aquellos que siguen una dieta alta en este nutriente porque están buscando un crecimiento muscular.  Esas pequeñas lonchitas que tanto nos gustan para picotear y compartir con los amigos contienen grandes dosis de hierro y Zin, beneficios imprescindibles, de fácil absorción y que son recomendados en toda dieta y para el crecimiento de los niños.

plato-jamon-www.donbernardino.es
Presentación de jamón serrano reserva Don Bernardino al corte

3. Es un producto de alto valor biológico (aminoácidos esenciales)

Las grasas y aminoácidos juegan un papel esencial en nuestro organismo, ya que nos aportan energía, constituyen estructuras celulares, pueden contener vitaminas liposolubles, además dan sabor y olor a los alimentos. Si elegimos una buena marca, el jamón es un producto elaborado mediante procesos de elaboración de salado, secado y envejecimiento tradicionales que hacen que conserve y transforme sus nutrientes de la forma correcta. Es por ello que recomendamos escoger siempre marcas con la garantía europea del sello ETG, de especialidad tradicional garantizada.

pareja-jamón-salud

4. Es rico en vitaminas del grupo B1, B3 y B6:

Las vitaminas del grupo B son esenciales para el sistema nervioso. Concretamente la B1 responsable de mantener el buen funcionamiento del cerebro, las células nerviosas y el corazón. La B3 relacionada directamente con el crecimiento, además de facilitar la obtención de energía a través de los alimentos. Y la B6 que combinada con el ácido oleico que contiene el jamón serrano nos ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, además de ayudar a regular el colesterol. ¡El bueno y el malo!

jamon-serrano-tostadas

5. Previene enfermedades como la osteoporosis y arteriosclerosis

Gracias a su alto contenido en hierro, el jamón puede ser el aliado perfecto para prevenir la osteoporosis y arteriosclerosis. Sobre todo durante la etapa de la menopausia (protege la pérdida de masa ósea) y en la vejez.  El consumo de este rico alimento en etapas tempranas de la vida (infancia, adolescencia o juventud) nos puede ayudar a reducir la incidencia de padecer osteoporosis en etapas posteriores.

Al contrario de lo que se pueda pensar, es un manjar que solamente aporta 160 calorías por cada 100 gramos de producto, siendo un alimento bastante bueno para personas que siguen una dieta de adelgazamiento o que no quieren consumir demasiadas calorías. Como con todo, hay que cuidar el exceso.

¡Ñam! Fruta de temporada con Jamón

¡Si! Señores y señoras. Es ahora en verano, y especialmente en agosto, el mejor momento para preparar recetas de frutas refrescantes que podemos encontrar en su mejor momento de temporada para consumir. Y es por eso que no podemos evitar preparar de cuando en cuando un fresco pincho de melón con jamón. Una de las recetas más simples de nuestra gastronomía, fácil de preparar, asequible y que encanta a todo el mundo por el contraste de sabores dulces y salados que aportan ambos componentes. Esta receta antiquísima no es nada nuevo, aunque si que hemos de prepararlo con el melón y jamón adecuado.

melon-con-jamón-serrano-donbernardino
Melón piel de sapo con unas largas lonchas de jamón serrano de 15 meses.

Una receta estrella y clásica. Aunque para aquellas personas que buscan mayor homogeneidad, existen otras que resultan perfectamente combinables y fáciles de preparar durante el verano.

melon-y-jamon-donbernardino
Melón galia cortado en taquitos cuadrados cubierto por finas lonchas de jamón ibérico 

Además, existen otras recetas de temporada que nos han sorprendido este año por su escasa fama, y que proporcionan un enfoque diferente al incluir toques neutros, como ocurre en el caso del aguacate, que junto con un poco de lechuga iceberg, queso fresco y jamón puede ser la sorpresa para nuestros huéspedes este año. O por aportar toques ácidos, como ocurre en el caso de la ensalada de manzana y estupendo parmesano.

ensalada-de-jamondonbernardino-y-manzana

Lo bueno si fácil, ¡dos veces bueno! ¿Y tú? ¿Qué otras refrescantes recetas de verano conoces?