Camarero, ¡Una de huevos rotos con jamón serrano!

¡Lo tiene todo! La clásica sartén de huevos rotos con patatas y jamón es un plato muy rico que se convierte en una solución gastronómica magnífica por su sencillez en la combinación de tres elementos ricos y básicos de nuestra cocina. Toma nota de los ingredientes básicos y sus cantidades:

  • 4 Patatas
  • 4 Huevos
  • 160 gramos de jamón serrano
  • Aceite de oliva suave
  • Sal gorda

Una vez en la mesa los ingredientes básicos, este delicioso plato, requiere seguir tres pautas fundamentales a modo de sota, caballo y rey, que nos harán no fallar en nuestra elaboración.

1- Las patatas

Seleccionamos, pelamos, limpiamos y pelamos unas patatas de buena calidad.  Hay quien prefiere cortarlas en forma alargada, que suele ser muy atractivo para los niños, y hay quien prefiere la forma tradicional en rodajas. Nosotros recomendaremos generalmente esta segunda opción, cortándolas en rodajas de grosor medio que permiten un cocinado óptimo y hará un mejor juego y presentación con la forma del huevo y jamón. Para gustos colores, incluso encontraremos este plato con patatas fritas de bolsa o cocinadas tipo “snack”:

2- El huevo

Una vez cocinadas y retiradas las patatas, pasaremos a cocinar los huevos de tamaño grande de forma individual. Ya que es algo relativamente sencillo, intentaremos lograr un huevo perfecto en cuanto a cocinado, cuidando que el aceite se encuentre aún bien caliente (cuidado con los salpicones), bajándolo inmediatamente y cuidando que la yema no se cuaje totalmente, sino que quede jugosa.

Huevos para sartén jamón serrano
Huevos en su punto de cocinado ideal para conseguir una yema jugosa

3. El jamón

A continuación, retiraremos el aceite de la sartén e incorporaremos las patatas con unas lonchas finitas de jamón serrano de buena calidad por encima, lo que dotará el plato de un toque de sabor potente y sal, prestando importante atención a que no quede demasiado cocinado ya que perdería sus características organolépticas esenciales. Para finalizar, podemos incorporar una pizca de pimienta negra al gusto.

tapa-jamónserrano-donbernardino
Sugerencia de corte y presentación final con ricas lonchas de jamón serrano

¿Fácil no? Ya tenemos lista nuestra comida de hoy, un plato típico español lleno de energía y sabor, una receta buenísima que lo tiene todo: ¡es económico, delicioso y fácil de hacer! 

¡Ñam! Fruta de temporada con Jamón

¡Si! Señores y señoras. Es ahora en verano, y especialmente en agosto, el mejor momento para preparar recetas de frutas refrescantes que podemos encontrar en su mejor momento de temporada para consumir. Y es por eso que no podemos evitar preparar de cuando en cuando un fresco pincho de melón con jamón. Una de las recetas más simples de nuestra gastronomía, fácil de preparar, asequible y que encanta a todo el mundo por el contraste de sabores dulces y salados que aportan ambos componentes. Esta receta antiquísima no es nada nuevo, aunque si que hemos de prepararlo con el melón y jamón adecuado.

melon-con-jamón-serrano-donbernardino
Melón piel de sapo con unas largas lonchas de jamón serrano de 15 meses.

Una receta estrella y clásica. Aunque para aquellas personas que buscan mayor homogeneidad, existen otras que resultan perfectamente combinables y fáciles de preparar durante el verano.

melon-y-jamon-donbernardino
Melón galia cortado en taquitos cuadrados cubierto por finas lonchas de jamón ibérico 

Además, existen otras recetas de temporada que nos han sorprendido este año por su escasa fama, y que proporcionan un enfoque diferente al incluir toques neutros, como ocurre en el caso del aguacate, que junto con un poco de lechuga iceberg, queso fresco y jamón puede ser la sorpresa para nuestros huéspedes este año. O por aportar toques ácidos, como ocurre en el caso de la ensalada de manzana y estupendo parmesano.

ensalada-de-jamondonbernardino-y-manzana

Lo bueno si fácil, ¡dos veces bueno! ¿Y tú? ¿Qué otras refrescantes recetas de verano conoces?

¿Calor sofocante? ¡Refréscate con este delicioso gazpacho!

Ante estas semanas de calor intenso y bochorno, en España contamos con una refrescante solución hidratante que te aportará un importante bienestar durante los días de verano y multitud de propiedades beneficiosas para la piel y organismo cuando más lo necesita.

gazpacho-con-jamon

Picante, con frutas, gazpacho verde e incluso con avena. Esta sopa deliciosa sopa fría embajadora de nuestro ha desencadenado en numerosas recetas sorprendentes y ricas en sabor y color. Pero sin duda, hay una receta clásica y original que predomina en la mayoría de nuestros hogares, y en la que predominan las verduras e ingredientes aromáticos y salados:

  • Tomate
  • Pepino
  • Cebolla
  • Pimiento verde y rojo
  • Ajo
  • Sal
  • Aceite de Oliva
  • Vinagre
  • Pan
  • Agua
  • Jamón

La formula de preparación de la receta clásica es bien sencilla, debemos tener bien en cuenta lavar y trocear bien los productos, cerciorándonos de eliminar las partes innecesarias que puedan cambiar el sabor de nuestro caldo, así como de equilibrar los ingredientes a gusto de nuestra casa. En nuestro caso, añadimos también zanahoria, verdad que le aporta una cremosidad y color naranja claro brillante y distinto. Además, de ser una verdura que casa a la perfección con el sabor del jamón serrano.

gazpacho-jaman-andaluz

La fórmula del gazpacho tradicional andaluz está elaborado con ingredientes naturales que contienen carotenos y activan la melanina de la piel, por lo que junto a los batidos de frutas frescas, se convierten en el mejor aliado contra el calor y el sol veraniego, dando un color saludable a nuestra piel al tiempo que la protege de la acción del sol.

Es por ello uno de los máximos exponentes de la dieta mediterránea por su sencillez y sus beneficios nutricionales, con un efecto vasodilatador que permite controlar la presión arterial, y proporcionando innumerables propiedades antioxidantes que pausan el envejecimiento y la acción de radicales libres.

tacos-jamon-donbernardino

En cuanto al corte de jamón, no hemos de complicarnos demasiado en la elaboración, aunque si que es importante que elijamos un buen jamón serrano o jamón ibérico para tal básico complemento. Al igual que con el resto de componentes, recomendamos que sea un corte cuadrado o en “tacos”, aprovechando especialmente los cortes magros para el gazpacho, y combinando con huevo, pan frito y otras verduras.

Para finalizar, basta con añadir especias al gusto y disponer en un bonito recipiente para sorprender a nuestros comensales. ¡Que aproveche!