Caña de Lomo Curada al Pimentón: Proteína y sabor en estado puro

comprar-cana-lomo-online-www.donbernardino.es

¿Sabías que una Caña de Lomo Curada nos aporta 39,1 gramos de proteína por cada 100 gramos de ingesta? Si eres un amante de este típico producto de la gastronomía española, probablemente ahora lo serás más aún después de esta breve lectura.

 

andose-www.donbernardino.es» width=»354″ height=»287″ />El Lomo Curado o Embuchado es uno de los productos especiados más queridos en las casas españolas. Su mezcla de pimentón y especias le confiere un delicioso sabor que lo hace muy querido, dejando un tinte rojo característico en nuestras tablas de madera al cortarlo en rodajas, y aroma dulce que persiste en el paladar. Un producto muy rentable de composición completamente magra, cuya franja de tocino tiene el grosor mínimo para aportarle un toque graso mínimo.

 

Bien sea para rellenar un bocata con queso y tomate, o para preparar un plato de picoteo al centro para acompañar la comida, resulta muy práctico y fácil de cortar, siendo sus sabores muy homogéneos durante todo el consumo de la pieza, de la cual solamente descartaremos el pellejo o tripa en la cual viene embuchado. Puede comprarse la caña entera o por piezas, que envasadas al vacío conservan sus propiedades organolépticas en perfecto estado, con hasta 240 días de consumo preferente en la nevera. Si lo compramos envasado en piezas individuales y nuestra intención es consumirlo poco a poco, la recomendación es mantenerlo guardado en la parte más baja del frigorífico, asegurando una conservación entre 0 y 5°C.

Una de sus mayores cualidades nutricionales, es la de contar con unos de los valores nutricionales más idóneos para deportistas de alto rendimiento, ya que cuenta con un gran aporte energético (205 kcal por cada 100 gramos de ingesta) y proteico (39,1 gramos de proteína por cada 100), lo que lo hace ideal para cubrir ese exigente aporte diario de una manera natural, evitando o minimizando el uso de otros suplementos ultraprocesados.

diferencia-entre-lomo-y-cana-de-lomo-www.donbernardino.es

 

Otra genial cualidad de este producto, es que nos aporta una gran saciedad para acompañar otros platos cuya composición sea principalmente de verduras o frutas. Por ejemplo, para acompañar una ensalada con un trozo de pan o un pequeño puñado de colines. ¡En un minuto tenemos el complemento nutricional perfecto!

¿Cómo se elabora?

En cuanto a su proceso de elaboración tradicional, este procesado cárnico cuenta con tres pasos muy sencillos.

  • 1. Especiado. La cinta de lomo natural es impregnada en una mezcla de especias, sal y pimentón. Preparado especial del cual cada maestro mantiene en secreto. Según la calidad de las especias, proporciones y cantidad de agua, obtendremos una mezcla y adhesión a la pieza muy diferente.
  • 2. Adobado. Los lomos previamente especiados se mantienen en adobo a baja temperatura durante varias semanas. Este proceso requiere de la mano del hombre para su mantenimiento, lo cual asegurará que las piezas sean homogéneamente adobadas por ambas caras.
  • 3. Embuchado. La tercera fase de preparación implica la limpieza completa de las piezas para dejar la cantidad idónea de adobo en cada pieza. Un tarea manual en la que se retiran con un cuchillo los desperfectos en la forma, o bien partes de grasa innecesaria que pueda retener alguna pieza, al igual que ocurre en el proceso de elaboración de la Cabeza de Lomo Curada. Realizada la limpieza, las piezas son embuchadas en tripa natural y colgadas para su maduración, asegurando que son desprovistas de pompas de aire para su correcto curado.

¡Todo listo! Ya solo tenemos que esperar a que las cañas de lomo consigan su madurez óptima. Estará en las manos del artesano y experiencia del fabricante el saber cuando este se encuentra en su punto perfecto de maduración para cada parte del proceso, revisándolas y limpiándolas a mano con agua y aceite vegetal.

error: